2.1 Marco legal internacional

El marco legal internacional que rige el manejo de mercancías peligrosas tiene sus cimientos en tres documentos emanados desde la Organización de Naciones Unidas:

  • Las Recomendaciones Relativas al Transporte de Mercancías Peligrosas. Reglamentación Modelo.
  • El Manual de pruebas y criterios de las Naciones Unidas.
  • El Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos.

Estos tres instrumentos son el marco de referencia para la redacción de los instrumentos legales de cada país en materia de mercancías peligrosas.

Además, se cuenta con otras reglamentaciones internacionales:

  • Directiva 2008/68/CE del Parlamento Europeo y del Consejo
  • Guía de Respuesta en Caso de Emergencia – GRE
  • Convenio de Basilea
  • Convenio de Estocolmo
  • Acuerdo relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera – ADR
  • Acuerdo Europeo relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Vías Navegables Interiores – ADN
  • Reglamento relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril (RID)
  • Código Marítimo Internacional de Mercancías peligrosas – IMDG
  • IATA – Reglamento de Mercancías Peligrosas (DGR)

 

Recomendaciones Relativas al Transporte de Mercancías Peligrosas. Reglamentación Modelo

Es un documento que sirve de marco para los gobiernos y las organizaciones internacionales responsables de la reglamentación del transporte de mercancías peligrosas.

No es aplicable al transporte de mercancías peligrosas a granel por vía marítima o fluvial en graneleros o buques cisterna; esta modalidad de transporte está sujetas a reglamentaciones internacionales o nacionales especiales que veremos en esta lección.

La primera versión, elaborada por el Comité de Expertos en Transporte de Mercaderías Peligrosas, del Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas fue publicado por primera vez en 1956.

Las Recomendaciones Relativas al Transporte de Mercancías peligrosas se revisan cada dos años con el fin de mantener la información actualizada en función de los progresos en las técnicas relacionadas con el manejo de mercancías peligrosas, los nuevos sustancias y materiales, las exigencias de los sistemas de transporte, todo en ello con fin de asegurar que se toman en cuenta todos los aspectos necesarios para velar por la seguridad de las personas, los bienes y el medio ambiente.

La Reglamentación Modelo abarca los siguientes aspectos relacionados con el transporte de mercancías peligrosas:

  • Principios para la clasificación y definición de las clases;
  • Elaboración de una lista de las principales mercancías peligrosas;
  • Las prescripciones generales en materia de embalaje/envasado;
  • Los métodos de ensayo;
  • El marcado, el etiquetado o la rotulación, y los documentos de transporte;
  • Disposiciones especiales aplicables a determinadas clases de mercancías;

Las Recomendaciones relativas al Transporte de Mercancías Peligrosas están destinadas a los gobiernos y a las organizaciones internacionales que se ocupan de la reglamentación del transporte.

La Reglamentación Modelo contempla:

  • Las diferentes clases de peligro.
  • El listado actualizado de mercancías peligrosas.
  • Usos al que se destina cada sustancia o mercancía.
  • Fabricación, prueba y aprobación de embalajes y cisternas.
  • Procedimientos de envío que incluyen el marcado, etiquetado los carteles y la documentación para el transporte.

La aplicación generalizada de este sistema facilita la labor de transportistas, expedidores y autoridades.

El documento se presenta en dos volúmenes y se actualiza cada dos años con el fin de incluir las nuevas sustancias y materiales.

 

Principios que rigen las Recomendaciones Relativas al Transporte de Mercancías Peligrosas

El transporte de mercancías peligrosas está regulado para prevenir o mitigar, en la medida de lo posible, los incidentes que puedan poner en peligro la seguridad pública o dañar el medio ambiente.

Al mismo tiempo, las regulaciones deben estar enmarcadas para que no obstaculicen el movimiento de mercancías peligrosas, aparte de aquellas que son demasiado peligrosas para ser aceptadas para el transporte.

El objetivo de las regulaciones, por lo tanto, es hacer que el transporte sea viable y seguro reduciendo los riesgos al mínimo.

Manual de Pruebas y Criterios de las Naciones Unidas

El Manual de Pruebas y Criterios contiene criterios, métodos de ensayo y procedimientos que deben utilizarse para la clasificación de mercancías peligrosas de conformidad con las disposiciones de las “Recomendaciones de las Naciones Unidas sobre el transporte de mercancías peligrosas, Reglamentación Modelo”, así como de productos químicos que presentan peligros físicos de conformidad con el “Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos” (SGA).

El Manual proporciona descripciones de los métodos y procedimientos de ensayo considerados más útiles para facilitar a los clasificadores la información necesaria para llegar a una clasificación adecuada. También complementa las reglamentaciones nacionales o internacionales que se derivan de la Reglamentación Modelo o del SGA.

 

Sistema Globalmente Armonizado[1]

Sistema desarrollado por Naciones Unidas basado en el mandato de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 para que se desarrolle un sistema armonizado para la clasificación y etiquetado de productos químicos.

Los productos químicos de uso común tales como como adhesivos, detergentes, solventes, plaguicidas, químicos en general, ofrecen diversos riesgos de acuerdo con sus características.

Estos químicos usados en el trabajo presentan una amplia gama de peligros para la salud, como irritación, sensibilización, carcinogenicidad o peligros físicos tales como inflamabilidad y corrosión.

La exposición a químicos peligrosos es una de las amenazas más serias que enfrentan los trabajadores en la actualidad. Constantemente se producen cientos de químicos y se transportan por vía terrestre, acuática y aérea.

Cada país estableció su propio sistema de identificación y comunicación de peligros para las mercancías peligrosas, lo cual trajo como resultado complicaciones en el manejo, identificación, transporte y comercialización de los productos químicos. Para solucionar estos problemas se creó el SISTEMA GLOBALMENTE ARMONIZADO DE COMUNICACIÓN Y ETIQUETADO DE QUÍMICOS.

La culminación del documento final del Sistema Globalmente Armonizado fue en el año 2001, dentro del Comité de Expertos de las Naciones Unidas en Transporte de Mercancías Peligrosas (CEDTG). Para la elaboración del dicho documento, se contó con la participación de tres centros de coordinación a nivel mundial: OCDE[2] se ocupó de la armonización de criterios de clasificación respecto de los riesgos para la salud y el medio ambiente; el CEDTG de los riesgos físicos y la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de la comunicación en materia de riesgos químicos (Etiquetado y Hojas de Datos de Seguridad).

El Sistema Globalmente Armonizado de Clasificación y Etiquetado de Productos Químicos (SGA) es una reglamentación que tiene como objetivo básico facilitar las relaciones de comercio internacional, protegiendo la salud y la seguridad de las personas y del medio ambiente.

Establece normas de clasificación, envasado y etiquetado de sustancias químicas y de preparados peligrosos.

El SGA es un sistema único de reconocimiento que pretende mejorar la comunicación efectiva de los peligros.

 

Objetivos del Sistema Globalmente Armonizado

  • Establecer un sistema comprensible de comunicación de riesgos, asegurando la protección de los trabajadores y del medio ambiente.
  • Establecimiento de un marco jurídico para todos los países, asegurando el manejo seguro de los productos químicos.
  • Reducir la necesidad de análisis y evaluación de los productos químicos.
  • Facilitar el comercio internacional de los productos químicos de quienes sus riesgos han sido internacionalmente probados.

Directiva 2008/68/CE del Parlamento Europeo y del Consejo

Esta Directiva tiene por finalidad la armonización de las normas relativas a las operaciones de transporte de mercancías peligrosas en el ámbito de la Comunidad Económica Europea.

Guía de Respuesta en Caso de Emergencia – GRE

La Guía de Respuesta en Caso de Emergencia contiene las instrucciones para los primeros respondedores en situaciones en las que se presenta un incidente durante el transporte de sustancias y materiales peligrosos por vía terrestre bien sea por carretera o ferrocarril.

La GRE incluye los documentos de embarque, las medidas de seguridad, el sistema de clasificación de peligros, instrucciones de cómo aplicar la guía, las tablas de identificación de vehículos y remolques, distancias de aislamiento y acciones de protección, índice de los números de todas las mercancías peligrosas registradas, recomendaciones para el combate de incendio e indicaciones para el control de derrames.

 

Convenio de Basilea

El Convenio de Basilea es un tratado ambiental global que regula el movimiento transfronterizo de desechos peligrosos y estipula obligaciones a las Partes para asegurar el manejo ambientalmente racional de los mismos, en especial en lo referente a su disposición.

 

Convenio de Estocolmo

El Convenio de Estocolmo tiene por objetivo la protección de la salud humana y el medio ambiente de la exposición a los contaminantes orgánicos persistentes.

 

Acuerdo relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Carretera – ADR

El ADR es un acuerdo firmado por los países de la Comunidad Europea que regula el transporte de mercancías peligrosas por carretera.

Los anexos A y B del documento se revisan y actualizan cada dos años y su estructura está armonizada con las Recomendaciones de las Naciones Unidas sobre el Transporte de Mercancías Peligrosas – Reglamentación Modelo, el IMDG, Instrucciones Técnicas para el Transporte Seguro de Mercancías Peligrosas por Aire y el Reglamento relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril.

 

Acuerdo Europeo relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Vías Navegables Interiores – ADN

Los reglamentos anexos al ADN contienen todas las disposiciones aplicables al transporte por vía fluvial de bultos y a granel de sustancias y materiales peligrosos:

Incluye los requisitos que deben cumplirse en cuanto a la construcción y explotación de las embarcaciones utilizadas.

Procedimientos para inspecciones y la emisión de certificados de aprobación.

Reconocimiento de sociedades de clasificación, seguimiento y formación de expertos.

 

Reglamento relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril (RID)

El Reglamento relativo al Transporte Internacional de Mercancías Peligrosas por Ferrocarril  tiene alcance internacional.

Es parte del Apéndice C del COTIF (Convenio relativo a los Transportes Internacionales por Ferrocarril).

Para más información puede consultar aquí:

 

Código Marítimo Internacional de Mercancías peligrosas – IMDG

Es una regulación de la Organización Marítima Internacional y reúne todas las disposiciones que regulan el transporte por vía marítima de mercancías peligrosas.

El objeto del IMDG es proteger a la tripulación de los buques y prevenir daños al medio ambiente marino mediante la aplicación de medidas de prevención y seguridad para el transporte de mercancías peligrosas.

Establece el embalaje de las mercancías peligrosas en función de las diferentes clases de peligro. Además, contempla el etiquetado, segregación por compatibilidad, estiba y arrumazón y una guía para la atención de accidentes y emergencias.

 

 

IATA – Reglamento de Mercancías Peligrosas (DGR)

El Reglamento de Mercancías peligrosas de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA) contiene todas las disposiciones relativas al transporte de mercancías peligrosas por vía aérea.

Para ampliar información y obtener los documentos de la normativa visita el siguiente enlace:

Mercancías peligrosas: marco legal internacional

[1] GHS por sus siglas en Ingles o SGA por sus siglas en Español

[2] Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) es una Organización intergubernamental que reúne a 34 países comprometidos con las economías de mercado y con sistemas políticos democráticos, que en su conjunto representan el 80% del PIB mundial.